¿Cómo blindar tu cuenta de Google?

Durante el 2018, más de 800 millones de cuentas de correo fueron hackeadas, una cifra realmente alarmante, que puede involucrarnos sin darnos cuenta. Gmail cuenta con 1,400 millones de usuarios que utilizan a menudo este servicio para enviar y recibir información de todo tipo, y no solo eso, sino también para ingresar datos personales y sensibles, que si caen en manos de terceros pueden perjudicarnos seriamente.

Para que esto no te pase, aquí te dejaremos unos pasos a seguir para mantener tu cuenta de Google más segura:

 

1.Verificación de seguridad

En este apartado, Google te ayuda a personalizar tu cuenta para volverla más difícil de hackear. Sólo tienes que seguir una serie de instrucciones que te dirigen a elegir sobre el tipo de seguridad que mejor se acomode de acuerdo a tus necesidades.

La verificación de dos pasos es una de las más seguras contra hackers. Cuando la activas, debes registrar tu número celular para que google te envíe un código por mensaje de texto o llamada cada que tu cuenta de Gmail se abra en un dispositivo nuevo. Una vez recibido el código, se tiene que introducir para verificar que efectivamente fuiste tú quien inició la sesión.

De esta manera podrás monitorear los accesos que se hagan en la cuenta además de saber desde qué dispositivos y lugares.

Para iniciar la verificación de seguridad de tu cuenta, puedes dirigirte al lado derecho de tu navegador web determinado e ingresar en “Cuenta de Google” ahí encontraras varias opciones que puedes hacer con tu cuenta de Google, entre ellas revisar tu seguridad.

 

 

2.Actualizar el Software

Al mantener al día tus Apps, el navegador y tu sistema operativo, será más sencillo que tu cuenta esté a salvo de personas que no deberían tener acceso.

Para saber si tienes tu navegador actualizado, ingresa a los tres botones verticales que podrás encontrar en tu lado derecho, ve a configuración, aparecerán tres líneas posicionadas de manera horizontal, una vez que des clic en este lugar, dirígete hasta el último apartado que dice “Información de Chrome o Firefox” al instante emergerá una ventana, proporcionando la información de las versiones que están disponibles en caso de no tenerlo actualizado o la confirmación de que si lo está y que versión es.

 

 

3.Usar contraseñas seguras y únicas

Puede ser el paso más redundante pero el más acertado, pues 23,2 millones de personas fueron hackeadas por utilizar la misma contraseña: 123456, qwerty y nombres de sus bandas favoritas como Eminem, Metallica, Blink 182 entre otras.

Se creativo a la hora de hacer una contraseña pues sin pensarlo puedes convertirte en un blanco fácil de ataque a tus datos personales.

 

 

Google también cuenta con una opción más avanzada para la protección de cuentas, que consiste en comprar dos llaves de seguridad y hacer una serie de pasos más complejos para asegurar tu cuenta de manera que sea difícil de acceder en caso de que no seas tú, y salve tus datos pasándose a correos de respaldo.

Esta función suele ser para activistas, políticos y periodistas ya que ellos son más propensos a recibir ataques intencionados y directos. Este servicio tiene un costo, dependiendo del tipo de llaves de seguridad que se compre.

Recuerda que Google no solicita información personal como: tus datos financieros o contraseñas, a menos que tú se las pidas.

Así que ya sabes, tener tu cuenta de Google protegida te ahorra muchos problemas, además de la libertad de seguir navegando sin dificultades ni malas experiencias.